Estudio Dr. Marcelo H. Echevarría & Asociados > Columnas  > IMPACTO TARIFARIO DE LUZ – CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE DEL ENRE

IMPACTO TARIFARIO DE LUZ – CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE DEL ENRE

Agradezco al staff de El Diario Regional de Pilar y especialmente a su Director Sergio Abrate por las menciones realizadas en dos notas periodísticas

Nuevamente agradezco a El Diario Regional de Pilar por mención de esta publicación.

Agradezco a los integrantes del Diario Resumen y a su Director Sr. Zamarripa por nota periodística realizada sobre esta columna

Por Marcelo H. Echevarría (1)

Estimado Ingeniero Andrés Chambouleyron:

Toda vez que a la fecha entiendo que ningún representante del Pueblo de Pilar como tampoco autoridad legitimada alguna le ha elevado a su conocimiento la realidad de lo que acontece con el impacto tarifario referente a consumo de energía, ello me impulsa a escribirle estas líneas.

Ante todo, le adelanto que no pertenezco a partido político alguno, ni deseo en este momento incursionar en la faz pública, sino que esta nota es obra de un ciudadano profesional independiente que vive y conoce la realidad de lo que le acontece a muchos vecinos del Distrito, sintiéndome en la obligación de elevárselo públicamente a fin de paliar una crítica situación.

Lo invito previamente a visitar el multimedio www.pilaradiario.com del día 21 de septiembre pp.do. en donde los periodistas locales investigaron con suma objetividad la realidad de lo que sucede en el Distrito con la mayoría de los usuarios de luz.

Pilar desde hace largos años viene castigada con cortes sistemáticos de energía que algunas veces duran días enteros.

A su vez, la baja tensión es un tema cotidiano con el cual ya nos acostumbramos a convivir, pero lo peor es el destrato que sufren los usuarios por parte de la prestadora local de EDENOR.

Barrios enteros pasan días sin luz, siendo el corte de rutas el único remedio que les queda a los vecinos para que los escuchen (con el consecuente repudio que origina esas medidas extremas, altamente reprochables e injustificadas, por cierto).

A la pésima calidad de vida, adicionando a ello la falta de respeto que sufre el usuario, se le suman facturas exorbitantes de luz que reciben desde un comercio hasta una familia cuyo sostén oficia de albañil (reitero la lectura del mencionado sitio web antedicho de donde surge la fuente). 

Muchas veces el pago de esas facturas es imposible de afrontar porque en algunos casos supera los ingresos del grupo familiar.

Ante esa imposibilidad de afrontar el pago de la factura y la consecuente incursión en mora, la distribuidora procede a sacar el medidor, dejando obviamente sin suministro eléctrico a todo un grupo familiar.

Al respecto, tomo muy seriamente las palabras del Sr. Presidente de la Nación al sostener que nos encontramos ante una emergencia y que debemos pasar un virulento temporal.

Sr. Presidente del ENRE, personalmente estoy dispuesto como argentino orgulloso de mi País a acompañar esta crisis por lo cual no me quejaré del impacto tarifario que recibí en mis propiedades aunque debo abonar este mes 7 veces más del monto pagado en el mes de junio del corriente año (no hace mucho – solo tres meses atrás-), toda vez que mi realidad económica me permite abonar esa sideral suma como contraprestación de un pésimo servicio de carácter esencial  que me brindan.

Entiendo que desde el propio gobierno no se puede permitir que esa tarifa se torne en confiscatoria, tal como lo es actualmente en algunos casos.

La confiscatoriedad tarifaria se encuentra severamente cuestionada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación Argentina cuando en un reciente fallo sostuvo que en materia tarifaria era necesario fijar criterios para una política tarifaria razonable respecto a servicios públicos esenciales.

A tal efecto recordó que las actividades o servicios esenciales para la sociedad, eran aquellos cuyas prestaciones se consideran vitales e indispensables para el conjunto de los ciudadanos, con el fin de asegurar su prestación.

Consideró que dicha situación imponía al Estado una especial prudencia y rigor a la hora de la determinación de las tarifas y de su transparencia.

Sostuvo que el Estado debe velar por la continuidad, universalidad y accesibilidad de los servicios públicos, ponderando la realidad económico-social concreta de los afectados por la decisión tarifaria con especial atención a los sectores más vulnerables, y evitando, de esta forma, una verdadera conmoción social provocada por la exclusión de numerosos usuarios de dichos servicios esenciales como consecuencia de una tarifa que, por su elevado monto, pueda calificarse de “confiscatoria” de los ingresos de un grupo familiar.

Tomando como antecedente  ese precedente judicial, deviene necesario que el Sr. Presidente del ENRE  instruya que EDENOR  se ocupe de brindar una solución a cada situación en particular, impidiendo inmediatamente y como medida preliminar que, ante una mora, aquélla proceda a extraer el medidor de cualquier casa de familia y/o comercio toda vez que la luz es un servicio esencial protegido constitucionalmente.

No se puede permitir (aunque crisis mediante o en estado de emergencia) que cientos de familias se endeuden para abonar un servicio esencial o que, ya en mora por imposibilidad de efectivizar el pago, se le sume otra factura con mayor importe con el resultado inexorable que es el corte de un suministro esencial. Esto acabará destruyendo la calidad de vida de familias enteras.

Tampoco hoy se puede permitir que una PyME deba cerrar sus puertas por imposibilidad material de afrontar el pago de la luz, lo cual acarreará mayor desocupación y pobreza.

Entiendo que Ud. arbitrará los medios para instruir a EDENOR – siempre refiriéndome a la localidad de Pilar – a fin que revea todos los reclamos y les otorgue una solución adecuada a cada una de las familias que demuestren la imposibilidad material de afrontar el pago de las facturas.

Por último, considerando su pública trayectoria, intachable profesionalidad y especialidad en la materia, lo antedicho me lleva a elevarle estas líneas confiando y a su vez encontrándome convencido  que su intervención morigerará la realidad que padecen hoy innumerables familias y empresas de la localidad.

Lo saludo con la mayor estima.

Dr. Marcelo H. Echevarría (1)

 

Tras la presentación de esta nota al ENRE, automáticamente se inició el expediente administrativo:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1- Abogado (UBA) – Especialista en Derecho Penal (UB) – Autor e Investigador nacional e internacional.