Estudio Dr. Marcelo H. Echevarría & Asociados > Columnas  > Ley Anti Motochorros. La Sociedad Reclama Acción contra los Motochorros

Ley Anti Motochorros. La Sociedad Reclama Acción contra los Motochorros

Columna exclusiva Diario Perfil (www.perfil.com/autor/mechevarria. Agradezco publicación de la presente columna al CEO de Diario Perfil Jorge Fontevecchia y a la Coordinadora de Columnistas Patricia Merigo.

Por Marcelo H. Echevarría (1)

Recientemente el diario Perfil publicó una nota periodística respecto a las nuevas regulaciones que regirán para conductores y acompañantes que conducen motos.
El flagelo del ataque por “motochorros” se ha instalado en la sociedad.

Por ende, toda medida preventiva, por mayores molestias que cause al ciudadano de bien que se maneja en moto, tenderá a paliar un mal mayor, tal lo constituyen los robos, arrebatos y salideras bancarias que a diario acontecen en todo el País bajo la antedicha modalidad.

Esta iniciativa legislativa impulsada por el bloque oficialista de la Provincia de Buenos Aires y avalada por el Poder Ejecutivo Provincial, inexorablemente debería ir acompañada de exhaustivos controles policiales a fin de cumplir su finalidad.

En Argentina es muy usual violar la ley utilizando cualquier artilugio que así lo permita.

Lamentablemente la aplicación del refrán de origen romano que dice “hecha la ley, hecha la trampa” se encuentra instalado y vemos que muchas veces se obtiene resultados favorables para el delincuente.

No es descabellado pensar que el delincuente podrá conducir su moto con el casco y chaleco en apariencia legal, pero con el dominio de su moto fraguado, por lo cual cometería el eventual ilícito eludiendo ser identificado, utilizando un “disfraz” de ficticia legalidad.

Como conclusión reitero que, a mi entender, la ley es necesaria y la sociedad pide a gritos que la autoridad actúe contra esta modalidad, razón por la cual urge su inmediata implementación, considerando que toda medida preventiva que combata la inseguridad contribuye a mejorar la calidad de vida de la ciudadanía.

Pero dicha iniciativa debería estar acompañada de un estricto control policial con operativos a modo de cerrojo.

En zonas urbanas por medio de puntos fijos y de idéntica manera en entradas y salidas de las localidades del conurbano como en los accesos desde Capital a Provincia de Buenos Aires y viceversa.

Por último, la no excarcelación del individuo que delinque bajo esa modalidad en atención a la gravedad que su accionar representa para todos los ciudadanos, constituirá el único antídoto a fin de erradicar ese flagelo.

(1) Abogado (UBA) – Especialista en Derecho Penal (UB)