CARTA ABIERTA EN RESPUESTA A JORGE GABRIEL JUAREZ -JUNTOS POR PILAR

Agradezco a Canal Pilar por la entrevista realizada con motivo de este lamentable suceso

Agradezco a Radio X Pilar y al programa El Termómetro por la amena entrevista realizada con motivo de este penoso suceso

 

Señor Juárez:

En el día de la fecha me informan respecto de una publicación de su autoría en redes (que se  anexa) relacionada con mi columna titulada “Mi amiga Flora”.

Adelanto que, más allá de calificaciones suyas hacia mi persona como “adulador”, “fan conveniente del momento” con el gobierno de turno o, “aquellos que le besan los pies al intendente para recibir algo a cambio”, mi estilo y por sobre todas las cosas mi EDUCACIÓN, me impiden contestarle esta nota con idénticos términos.

Por ello, lo realizaré de una manera  moderada y no por ello dejará de ser contundente, lo cual quizás le sirva para aprender en el futuro a realizar manifestaciones similares con una mejor metodología comunicacional y verá que no perderá solidez ni fuerza de convicción hacia las personas a las cuales pretende conseguir su voto.

Previo a todo, hubiese sido mucho mas loable que no eluda nombrarme en su post.

Si Usted pretende ser político no debería tener miedo.

Seguramente no le dijeron que poseo una estructura de asesores que, entre otros temas, manejan las redes sociales.

¿Pensó que no me iba a enterar?

Entonces, si Usted posee aspiraciones de político, lo primero que debe comprender es que debe hacerse cargo de los costos de lo que manifiesta, ejecuta y, como en este caso, escribe.

¿Pensó que el evitar nombrarme sería gratuito?

Entrando a analizar su post, en el mismo da a conocer un primer dato falso.

Usted comienza afirmando que:

“Hace unos días me tocó leer a un abogado (que no es de Pilar) el cual se dedica a adular al intendente actual…”.

Señor Juárez, si Usted pretende que la sociedad pilarense lo considere un potencial político, primero pregunte, recabe información, chequee la misma y, luego, escriba. Es una mera sugerencia.

Desde el 2002 vivo en Pilar, llevo 20 años en el distrito e invierto en la localidad.

Y como amo Pilar hace poco tiempo abrí una importante sede de mi firma legal en el Parque Empresarial Austral.

Por si no lo conoce (toda vez que quizás Ud. no es asiduo visitante de la zona), la entrada principal se encuentra enfrente de Easy por ruta 8 (puede cotejarlo por Waze o por Google Maps).

Por lo tanto, ya de entrada habló de más, mintió o escribió con desconocimiento y, créame, tómelo como humilde sugerencia, evítelo realizar nuevamente porque esas desprolijidades  en política no se perdonan y lo transforma en un “piantavotos”, desacreditándolo como comunicador y, peor aún, tornando poco o nada serias sus manifestaciones. 

Luego, me califica como “adulador”.

Mire, no percibo ingresos de ningún tipo de la Municipalidad de Pilar, al Intendente lo vi una sola vez cuando muy gentilmente me invitó al anunciarse la obra del Hospital Central de Pilar y vino personalmente a saludarme como a todos los invitados.

No poseo interés económico ni necesidad de sacarme una foto en los despachos oficiales del municipio, es más, jamás concurrí a ellos (sin perjuicio que me invitaron en innumerables ocasiones siendo una asignatura pendiente que poseo).

No necesito calentar sillas de escritorio sacándole tiempo al Intendente como tampoco a funcionarios que se encuentran en gestión sean del gobierno local, provincial o nacional.

Quizás, para llegar a muchos de ellos, me baste enviar un simple WhatsApp.

A propósito, ¿Usted sabe que una persona de su frente le envió a un amigo en común un WhatsApp para que le realice un puente con funcionarios de la Municipalidad para trabajar en conjunto? Sí, poseo la captura de pantalla. ¿Qué feo no?

Y es Usted quien, justamente, me tilda a mi de adulador, cuando debería poner todas sus energías para solidificar a su frente, porque parecería ser que el mismo se encontraría  muy “ambivalente”.

Ahora, si adular es felicitar a la actual gestión por la megaobra del Hospital Central de Pilar cuando antes estaba previsto que sea ese predio un estacionamiento; si adular es felicitarlo por el Proyecto de la Universidad Nacional de Pilar cuando antes ese predio estaba a un paso de ser loteado entre privados; si adular es felicitar por el Hospital Odontológico o por las obras del centro histórico, SI, efectivamente soy un adulador (y juntamente conmigo existen cientos de familias tradicionales de Pilar que son aduladores, ya que lucharon por el Hospital Central, la Universidad y por ver un centró estético, tal como nos lo merecemos).

Luego parte de otra falsedad deliberadamente manipulada cuando afirma que “a través de un escrito poético (en alusión a la columna de “Mi amiga Flora”) “…llamaba a los vecinos “La Gata Flora” faltándonos el respeto desconsideradamente…”.

Se demuestra su manipulación o tergiversación de lo expresado en mi columna toda vez que jamás aludí a los vecinos, con los cuales poseo un invalorable respeto, sino conté una historia con un personaje que puede ser real o ficticio en una columna de carácter social.

Por lo tanto, manifestar que llamé Gata Flora a los vecinos, primero, es una falta de respeto hacia ellos, y, segundo, es intentar hacerme caer en un juego al cual estoy muy acostumbrado a jugar, denominado “la grieta” y, créame, jamás caigo en ella porque estoy sobre la grieta, no necesito estar inmerso en ella.

Quizás Usted sí para juntar algo de votos.

Y para su conocimiento (seguramente le faltó leer mi CV que se encuentra a disposición de cualquier ciudadano), solo una vez en mi vida estuve en un altísimo cargo en la función pública nacional siendo nombrado en la gestión del año 2015 y ratificado por el Ingeniero Macri al asumir como Presidente de la Nación, al cual le debo un profundo respeto como ex presidente de los argentinos, con independencia de mi opinión sobre su gestión gubernamental.

Por lo tanto, tengo muchísimas amistades , conocidos y clientes tanto de un lado como del otro en el tablero político nacional de cúpula (muchos de ellos, cuando vienen a Pilar, los candidatos locales como Usted se desesperan por una selfie junto a aquellos).

Justamente, estando de afuera,  me permite criticar a quien realiza una gestión nefasta  o, como usted lo dice, “adular” a quien, a mi criterio (quizás erróneamente) realiza una gestión exitosa.

Sin ir mas lejos, en época de pandemia, junto a Santiago Piermarini (¿lo recuerda? Fue parte de su partido vecinalista y luego se desafilió), hemos tocado puertas como simples ciudadanos de Pilar y las mismas fueron abiertas por las autoridades nacionales y provinciales (aquí le dejo el link enlazado para que se informe) y eso que no represento a ningún partido político ya que entendemos que la vocación por hacer obras proactivas para la localidad donde vivimos esta al alcance de cualquiera persistiendo y poniendo voluntad con un objetivo cierto, claro y preciso.

¿Se entiende Sr. Juárez? ¿Usted hizo algo similar en Provincia o Nación en época de pandemia por sus representados pilarenses que no sea cruzar la calle y golpear las puertas del municipio sin salir de la zona de confort?

Respecto a las inundaciones, evidentemente Usted no comprendió la columna. Lo invito a releerla.

En esa columna la protagonista dice que hasta la fecha ninguna gestión realizó obras hídricas en Pilar.

Si eventualmente posee problemas de comprensión de textos, seguramente alguien de su entorno se lo podrá explicar, pero lo importante es que no me utilice ni una columna que escribo en un medio ni menos mi nombre en una práctica de “caranchismo político o “carroña” barata de bajo fondo” , como tampoco en lo sucesivo no vuelva a subestimarme, ya que en mi vida he descalificado públicamente a persona alguna y, muchos menos sin mencionarla, tal como Usted tuvo el raro privilegio de realizarlo.

Esa inundación que muestra en Pilar es recurrente, siempre lo fue, al igual que las que padezco por la zona donde vivo y, sí, también soy víctima de ello y, reitero, si hubiese comprendido la nota a la que alude, en la misma se manifiesta que lo hídrico es una deuda que posee la gestión con todos los pilarenses.

Por último, entiendo perfectamente que el vecinalismo que usted representa ha sacado magros resultados a la hora de las elecciones.

Recuerdo que en la era del ex Intendente Ducoté hice una movida juntando firmas para erradicar los palos de madera que colocaron compulsivamente derogando la norma que los prohibía y ustedes… cri cri… luego comprendí el motivo del silencio en que incurrieron.

Ahora posee una excelente oportunidad para aprender lo maravilloso que es la política, porque esta rodeado de políticos.

La oposición posee excelentes hombres y mujeres que, más allá de sus ideas políticas, desean lo mejor para Pilar. 

Lo invito a que releve los comentarios de sus referentes políticos en redes y verá que jamás han escrito un post descalificador para transmitir una problemática, sino que, contrariamente, poseen un estilo que solo se aprende con años de política.

En efecto, demuestre fortaleza política, solidez argumental, pasión por el bien común y no “caranchismo berreta, primitivo y manipulador”.

Recuerde lo que dijo Dios y que surge de la Biblia “A LOS TIBIOS LOS VOMITARE DE MI BOCA. Apocalipsis 3:15-17 – 15”